27.1 C
Buenos Aires
28.7 C
Santa Fe
28 C
Mar del Plata
viernes, febrero 26, 2021

Mas noticias del autor

Mensajeros de la historia grande

Terminó el Mundial y la prensa argentina también está emprendiendo el regreso desde China. Quienes estuvieron allí llevaron adelante una tarea extraordinaria, haciendo que el país vibrara junto al equipo de Sergio Hernández y pudiera acercarse a la cultura oriental.

El tuit llegó después de la victoria ante Serbia, que le permitió a la selección nacional meterse en semifinales de la Copa del Mundo. Y salió desde la cuenta del cordobés Adrián Ambasch con un mensaje claro y preciso: “¿Vieron que todavía es importante mandar periodistas a los eventos?”.

Ambasch, socio fundador de APREBA, es uno de los periodistas de su provincia que estuvieron presentes en China, al igual que Sergio Mamondi, Juan Daniel Cisneros, Roberto Martín, Gustavo Farías y el riocuartense Norberto Bonino. Todos ellos, herederos de una de las consignas que distinguen desde hace décadas a los periodistas deportivos: viajar, decir presente, estar en el lugar de los hechos, estrechar lazos, unir caminos.

Con esa consigna se fundó hace casi un año la Asociación de Prensa de Básquetbol de Argentina y desde diferentes puntos del país fueron muchos los que, haciendo grandes esfuerzos personales y económicos, cruzaron el mundo para estar cerca del día a día de la selección.

Adrián Ambasch, de Córdoba a China

Así lo hizo Demián Schleider desde Mar del Plata, Sebastián Britos desde Paraná, Ricardo Luis Pérez desde La Pampa, León Marcelo Schesterfeld desde Comodoro Rivadavia, Diego Vita desde Bahía Blanca, Fernando Alegre desde La Plata, Raúl Daffunchio Picazo desde Santa Fe, Fabián García, Hernán Ouro y Maximiliano Bertolino desde la ciudad de Buenos Aires… Y la lista sigue.

Desde China llegaron también los relatos de Carlos Altamirano, los comentarios de Pablo Viola, los móviles de José Montesano, Pablo Borsutzky, Leo Carranza o Pablo Cormick, las crónicas de Diego Morini… Por la TV, por la radio, por Internet, por la prensa gráfica, el trabajo de los enviados especiales marcó la diferencia.

Argentina estuvo en la final de la Copa del Mundo pero, como lo dijo el propio Sergio Hernández, nada hubiera sido lo mismo sin la prensa que se movilizó en gran número para estar allá y dejar testimonio del minuto a minuto de todo lo que pasaba. Esta vez, en China, se escribió una historia grande. Y ellos fueron los mensajeros.

Marcelo Schesterfeld, de Comodoro

Latest Posts